La endometriosis es la implantación y crecimiento de tejido endometrial fuera del útero.

¿Qué es la Endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad que afecta al endometrio. Éste se desarrolla de manera inadecuada fuera de la cavidad uterina produciendo distintas alteraciones. Algunas de las zonas de la mujer afectadas son las trompas de Falopio, los ovarios, la vejiga, el recto o el revestimiento de la zona pélvica.

A pesar de todas las investigaciones realizadas, a día de hoy se desconocen las causas que provocan esta enfermedad. Según el Sistema Nacional de Salud, la endometriosis afecta por lo menos a un 10% de la población femenina en edad fértil.

Numeros estudios apuntan a varias razones como alteraciones en la menstruación, defectos en el sistema inmunológico e incluso factores hereditarios.

Síntomas de la Endometriosis

Aunque la endometriosis es una patología difícil de diagnosticar, se pueden dar distintos síntomas que nos pueden llevar a pensar en ella como causa de nuestros problemas:

  • Dolor menstrual: también conocido como Dismenorrea. Provoca un dolor intenso y continuado debido a las contracciones uterinas.
  • Dolor en las relaciones sexuales: las relaciones sexuales con penetración pueden provocar dolor al golpear alguna zona interna afectada.
  • Sangrado anómalo: sangrados esporádicos fuera de los ciclos menstruales normales.
  • Problemas reproductivos: problemas de fertilidad o esterilidad que impiden a la consecución del embarazo.

¿Afecta la Endometriosis a la fertilidad?

Una de las cosas que más preocupa a las mujeres con este trastorno es la alta probabilidad de infertilidad que lleva asociada. Algunos de sus efectos son:

  • Impedir una ovulación normal y la creación de las hormonas sexuales.
  • Secreción de sustancias inadecuadas en el abdomen.
  • Inflamación del abdomen que imposibilite una correcta unión del espermatozoide y el ovulo.
  • Distintos tipos de adherencias que dificulten el movimiento natural de las trompas.
  • Un mayor riesgo de aborto.

La endometriosis no  siempre afecta a la fertilidad, por lo que la mujer puede quedar embarazada antes del tratamiento quirúrgico.

También es importante destacar que no hay garantía absoluta de embarazo tras la cirugía. Sí puede asegurarse que la posibilidad de quedarse embaraza cuando no existen otros factores que los impidan, aumenta notablemente tras el tratamiento médico y/o quirúrgico.

Para mejorar la calidad de vida de las pacientes con esta enfermedad, en la Clínica Ana Fernández Reproducción Asistida estudiamos cada caso de manera concreta para poder elegir la técnica más adecuada.