El diagnóstico genético preimplantacional impide la transmisión de trastornos genéticos hereditarios.

¿QUÉ ES EL DIAGNÓSTICO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL?

El DGP es una técnica de Reproducción Asistida que estudia las características genéticas de los embriones, antes de la transferencia al útero de la paciente. Esto permite detectar y eliminar posibles alteraciones cromosómicas y/o genéticas que pasan de padres a hijos. Tras este estudio, se transfieren al útero de la mujer los embriones sanos que no han presentado anomalías genéticas.

¿CUÁNDO HACER UN DGP?

En nuestra Clínica Ana Fernández realizamos esta técnica en parejas que se han sometido a un tratamiento de fecundación in vitro y poseen un elevado riesgo de transmitir enfermedades genéticas a sus descendientes. Ya sea porque tienen antecedentes familiares, porque han sufrido abortos de repetición o fallos de implantación sin causa aparente.

También es oportuno en pacientes mayores de 35 años, ya que cuanta más edad tenga la paciente, mayores posibilidades de transmitir alteraciones cromosómicas.

¿CÓMO SE HACE UN DGP?

Se realiza una biopsia a los embriones de buena calidad que han evolucionado hasta un tercer días una vez fecundados. Nuestro equipo de embriólogas saca una célula de cada uno de ellos para analizarlas genéticamente y ver si presentan alguna anomalía.

Tratamiento FIV con DGP. Paso a paso

Para llevar a cabo un diagnóstico genético preimplantacional habrá que realizar una fecundación in vitro. A continuación, mostramos todos pasos:

  • Estimulación Ovárica. Tratamiento hormonal durante alrededor de 10 días.
  • Punción Ovárica. Obtención de los óvulos de la paciente.
  • Fecundación en Laboratorio. ICSI
  • Diagnóstico Genético Preimplantacional. Estudio de los embriones para detectar enfermedades genéticas.
  • Biopsia de embriones. Se hace una biopsia a cada embrión para seleccionar los sanos sin enfermedad congénita.
  • Se transfiere el embrión sano al útero de la mujer.
  • Test de embarazo. 15 días después de la transferencia.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL DIAGNÓSTICO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL

El análisis genético de los embriones ha logrado incrementar la tasa de embarazo por transferencia, aunque el tratamiento de reproducción asistida con mayor éxito es la ovodonación.

Una de las principales ventajas, es que esto ha permitido que mujeres con edad avanzada para la maternidad, hayan podido quedarse embarazadas con sus propios óvulos.

Asimismo, la FIV con DGP ha reducido el número de transferencias embrionarias fracasadas, lo que significa una ayuda tanto psicológica como económica.

El máximo inconveniente de esta técnica es que ha aumentado el número de ciclos cancelados debido a que la biopsia realizada a los embriones ha dado un resultado positivo en alguna anomalía cromosómica o genética.

FIV CON DGP EN CLÍNICA ANA FERNÁNDEZ EN ZARAGOZA

En nuestra Clínica de reproducción asistida localizada en Zaragoza, contamos con un equipo de profesionales con una larga trayectoria en tratamientos de fertilidad.

Gozamos de un laboratorio de Diagnóstico Preimplantacional en el que tenemos la última tecnología para lograr una gran precisión.

Atención personalizada. Ofrecemos los tratamientos que mejor se adapten a nuestros pacientes, siempre teniendo en cuenta sus necesidades y particularidades.

Contacta con nosotros, primera visita GRATIS.