CÓMO AFECTAN LOS MIOMAS A LA FERTILIDAD

Los miomas uterinos son tumores benignos que crecen alrededor del útero de la mujer. Entre un 25% y un 30% de las mujeres en edad reproductiva presenta miomas, así como un 50% de las mujeres lo padecerá entorno a los 50 años. En general, los miomas son benignos, siendo 1 de cada 10.000 casos maligno, llamado leiomiosarcoma.

Tipos de miomas uterinos

Según su localización, los miomas se pueden clasificar en:

Miomas y fertilidad

  • Miomas Subserosos. Son los tumores benignos más comunes, aparecen en el 55% de los casos. Crecen en la pared externa del útero hacia el exterior y no afectan a la fertilidad de la paciente.
  • Miomas Intramurales. Se localizan en la pared muscular del útero. Pueden ocasionar problemas de deformación de la arquitectura del útero si superan los 5cm de tamaño. Aparecen aproximadamente en un 40% de los casos y no se relacionan con problemas de infertilidad.
  • Miomas Submucosos. Localizados en la cavidad endometrial o uterina, causan deformidades de la mucosa del endometrio uterino. Tan sólo representan un 5% de los miomas padecidos. Pueden mermar las posibilidades de implantación embrionaria, por lo que se aconseja extraerlos una vez han sido diagnosticados.

Miomas y Fertilidad

Actualmente, se está incrementando la existencia de miomas en mujeres que pretenden tener hijos. La causa principal es que cada vez las pacientes desean ser madres en edades más avanzas y por lo tanto, con mayores probabilidades de tener miomas.

Los miomas uterinos no tienen por qué estar asociados con problemas de fertilidad. Es extraño que una mujer infértil, presente como único problema miomas uterinos.

Al aparecen estos tumores, la valoración y el tratamiento dependerá de la localización y del tamaño de éstos. Si su tamaño es muy grande, pueden entorpecer la concepción e incluso dificultar el embarazo. En estos casos es recomendable extirparlos.

Miomas uterinos en el embarazo

La principal preocupación de una paciente con miomas y embarazada es saber si puede influir en el desarrollo de la gestación.

Es importante saber que los miomas no aparecen durante el embarazo, sino que en muchas ocasiones es entonces cuando se diagnostican por primera vez. El motivo de esto es que los miomas crecen durante el embarazo debido a los altos niveles de hormonas y por lo tanto, es más sencillo de ver ecográficamente.

Los miomas son compatibles con un embarazo sano y un parto normal. Aunque también nos podemos encontrar con complicaciones como hemorragias postparto, alteraciones en el expulsivo o en la presentación del feto, entre otras.

Tratamiento de miomas durante el embarazo

Durante el embarazo no hay ningún tratamiento médico ni quirúrgico. Lo recomendable es que la mujer acuda al ginecólogo antes de la gestación para hacer una evaluación del mioma, y en el caso que fuera necesario, extraerlo.

 

Si sabes o crees que puedes tener miomas y quieres quedarte embarazada, nuestra Ginecóloga Ana Fernández valorará tu caso y controlará su evolución para tener una gestación y un parto sin complicaciones. Contacta.