La calidad embrionaria es una de las fases del procesos de reproducción que genera ciertas preocupaciones entre nuestras pacientes cuando se han sometido a un tratamiento de fecundación in vitro.

Desarrollo del embrión en el laboratorio de FIV

laboratorio fecundacion in vitro

Saber qué sucede dentro de nuestro laboratorio de FIV desde que se ha realizado la punción ovárica, hasta que se efectúa la transferencia embrionaria es fundamental para aumentar la tasa de implantación.

Es prioritaria la formación, destreza y el potencial del embriólogo durante estos días. El propósito es conseguir que fecunden el mayor número de ovocitos obtenidos de la punción y que sean capaces de evolucionar con la mejor calidad posible, permitiendo aumentar la tasa de gestación.

El día de la punción ovárica vamos a obtener los ovocitos con los que nuestro equipo de embriólogas van a evaluar su estado de maduración. Este día (llamado día 0) se efectúa la fecundación de los ovocitos.  Para este procedimiento, existen dos maneras distintas: Fecundación In Vitro Convencional o Fecundación In Vitro ICSI ( Inyección Espermética Intracitoplasmática).  La elección de qué técnica se va a usar depende de las características clínicas de la paciente y la indicación médica más adecuada.

.

Categorías de calidad embrionaria

Los ovocitos que hayan fecundado correctamente comienzan su desarrollo hasta que, o bien son transferidos a la paciente o vitrificados.

Desde ese momento, comienzan a dividirse hasta llegar a blastocito. Cada una de esas divisiones van a dar información a nuestras embriólogas de la fuerza que tiene el embrión para seguir desarrollándose y poderlo catalogar en las categorías establecidas por ASEBIR (Asociación para el estudio de la biología de la reproducción).

Esta clasificación no sólo sirve para posicionar los embriones en una categoría u otra, sino que además, fija unos patrones para centrar la atención sobre qué examinar, cuándo y de qué manera: número de células, simetría, tipo de fragmentación celular, etc.

Por lo tanto, según su potencial de implantación un embrión puede entrar en una de estas categorías:

  • CATEGORÍA A: Embrión de muy buena calidad con máxima capacidad de implantación.
  • CATEGORÍA B: Embrión de buena calidad con elevada capacidad de implantación.
  • CATEGORÍA C: Embrión regular con probabilidad media  de implantación.
  • CATEGORÍA D: Embrión de mala calidad con probabilidad baja de implantación.

.

Desarrollo embrionario día tras día

Para ser capaces de valorar el desarrollo del embrión, se debe observar su evolución diaria.

desarrollo embrionario

Día 1. Durante este día se valora si la fecundación ha sido correcta. Tras la primera división celular que sucede en el día 1, el embrión pasa a denominarse cigoto.

Día 2 y 3. Dependiendo del ritmo del número de células y su división, morfología, simetría y fragmentación se va analizando la calidad de todos los embriones. El embrión catalogado como A en el día 3 debe de presentar 7/8 células del mismo tamaño.

Día 4. Es en este día cuando se activa el material genético, de manera que siguen aumentando el número de células mientras se van uniendo entre ellas. Este proceso es llamado la mórula.

Día 5. Si todo evoluciona bien, es en el quinto día cuando el embrión alcanza el estadio de blastocito. Es el estadio anterior a la implantación en el útero de la paciente.

.

En la Clínica Ana Fernández apostamos por transferir un único embrión reduciendo así las tasas de gestación múltiple y aminorando posibles riesgos futuros.