Home/Método ROPA
Método ROPA 2017-02-02T13:03:47+00:00

Método ROPA  

Este tratamiento conocido como Maternidad Compartida o método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja), se realiza en parejas homoparentales femeninas, con el fin de que ambas mujeres participen de manera activa en todo el proceso de la maternidad.

Se realiza mediante una fecundación in vitro (FIV-ICSI), donde una de ellas proporcionará los óvulos, que se fecundarán con semen de donante, y la otra recibirá los embriones para la gestación y futuro parto del bebé.

La pareja de mujeres también puede decidir quién de ellas donará los óvulos y quién será la gestante. Aunque es importante tener en cuenta que siempre es más recomendable que la mujer que aporte los óvulos sea la más joven, o la que tenga mayor reserva ovárica, de manera que se puedan obtener embriones de mejor calidad. Y a su vez, la gestante también deberá tener una buena cavidad uterina, sin malformaciones que afecten al desarrollo del feto.

En cuanto a términos legales, la Ley sobre Reproducción Asistida (ley 14/2006) sólo establece un requisito para poder realizar el método ROPA: el matrimonio. La pareja deberá estar casada para realizarlo.

Preparación del ciclo

La pareja de mujeres empieza el tratamiento de manera sincronizada, haciendo coincidir ambas reglas con anticonceptivos.

Una de ellas será estimulada para la punción ovárica y  la otra preparará su endometrio para la recepción de los embriones.

Estimulación y control prepunción

La estimulación ovárica mediante el uso de hormonas exógenas (FSH, LH, FSH+LH) es habitual que comience el día 2-3 de la regla. Existen diferentes protocolos de estimulación, en función del diagnóstico previo de la paciente. El proceso de estimulación suele durar entre 10-12 días. Se realiza control ecográfico diario para evaluar el tamaño de los folículos. Cuando se alcanza el tamaño idóneo, se desencadena la ovulación 36horas prepunción.

Punción

En la punción se extraen los óvulos mediante aspiración de los folículos. Se realiza con sedación. Una vez recuperados, se mantienen en medio de cultivo hasta evaluar su maduración antes de ser microinyectados.

A su vez ese día, la otra mujer que recibe los embriones, empieza su tratamiento endometrial con la progesterona.

Se utiliza semen de donante.

Laboratorio

Se capacita el semen de forma que los espermatozoides a microinyectar sean los mejores tanto en movilidad como en morfología.

Se introduce un espermatozoide en cada ovocito maduro (presenta un corpúsculo polar). Entre 16-22 horas se evaluará la fecundación. El porcentaje de fecundación normal se encuentra entorno a un 68% de los ovocitos dando lugar al zigoto. Comenzará el desarrollo preembrionario hasta D+3 o D+5.

Transferencia embrionaria

Se puede realizar la transferencia cuando el preembrión está en día 3 de desarrollo o dejar evolucionar hasta formar blasto a día 5. Depende del ciclo y de la calidad preembrionaria. Se selecciona el preembrión que haya presentado mejor evolución. Hay que evitar al máximo los embarazos múltiples, por ello se busca la transferencia de un único preembrión. No es necesaria anestesia. Muy importante beber 1.5 litros de agua antes de transferir.

Vitrificación

Los preembriones no transferidos que hayan alcanzado la calidad óptima,  se vitrifican para conservarlos para futuros ciclos si no se consigue un embarazo tras la transferencia o para nuevos embarazos. De esta forma se evita una nueva punción mientras se disponga de preembriones.

Prueba de embarazo

El mismo día de la transferencia, se debe tener un reposo relativo. Los días posteriores puede hacerse una vida normal evitando al máximo esfuerzos, ejercicio excesivo etc

Se suele mantener el tratamiento pautado hasta la prueba de embarazo que se realizará entre los 10-15 días postransferencia.