Tratamiento Inseminación Artificial

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida muy común. Consiste en depositar los espermatozoides en la cavidad uterina de la paciente el mismo día en que se produce la ovulación. Es una técnica sencilla, rápida e indolora. La inseminación artificial se realiza en la misma consulta ginecológica con una cánula de transferencia muy fina. El mismo día de la inseminación, los espermatozoides son capacitados y procesados para seleccionar los de mayor movilidad, de esta manera disminuirá la distancia entre el óvulo y espermatozoide, y así conseguir aumentar la probabilidad de embarazo.

La paciente debe seguir un tratamiento hormonal de estimulación ovárica, bajo control ginecológico, controlando por ecografía el momento idóneo de la ovulación.

Es imprescindible para realizar la inseminación artificial, que la mujer tenga al menos una de las trompas de Falopio permeable. El varón también debe de cumplir unos parámetros seminales mínimos.

¿Cuándo hacer una  Inseminación Artificial?

La IA puede realizarse tanto con esperma de la pareja, como con el de un donante anónimo. Este tratamiento se recomienda en los siguientes casos:

  • Mujeres jóvenes. No superior a 35 años. 
  • Mujeres sin pareja masculina. 
  • Endometriosis leve.
  • Alteraciones  del semen. 
  • Cuando se imposibilita la llegada del semen a la vagina de la mujer.
  • Al menos una de las trompas de Falopio es permeable.
Inseminacion artificial Zaragoza

Estimulación y Control Prepunción

La estimulación ovárica mediante el uso de hormonas exógenas (FSH, LH, FSH+LH) es habitual que comience el día 2-3 de la regla. Se administra una dosis suave para estimular entre uno y dos folículos. El proceso de estimulación suele durar entre 8-10 días. Se realiza control ecográfico para evaluar el tamaño de los folículos. Cuando se alcanza el tamaño idóneo, se desencadena la ovulación mediante la HCG.

Laboratorio

El día de la inseminación, se recoge una muestra de semen del paciente. Ésta se capacita de forma que los espermatozoides que se van a inseminar sean los mejores tanto en movilidad como en morfología.

Seguidamente, se realiza la inseminación en la propia consulta mediante una cánula de transferencia muy fina e indolora

Prueba de embarazo

Tras la inseminación, la paciente no tiene que guardar reposo y puede hacer vida normal.

A los 15 días, se realiza una prueba de embarazo mediante análisis de sangre de la B-HCG (beta), manteniendo siempre la medicación indicada hasta el día del resultado.

La Inseminación Artificial se puede realizar con semen de pareja, Inseminación Artificial Conyugal (IAC), o con semen de donante, Inseminación Artificial de Donante (IAD).

La IAC está indicada en los siguientes casos:

  • Alteraciones a nivel de cuello de útero, disfunción ovulatoria
  • Alteraciones en la calidad seminal como disminución en número o movilidad de los espermatozoides
  • Esterilidad de origen desconocido

La IAD se realiza con semen de donante que previamente se ha seleccionado en base a las características físicas de la pareja o de la mujer receptora (grupo sanguíneo y Rh, raza, color de ojos, altura y peso…). La muestra de semen se descongela el mismo día de la inseminación y se procesa de la misma manera que la IAC. El donante es totalmente anónimo. Está indicada en los siguientes casos:

  • Problemas graves en la muestra seminal de la pareja masculina, como que haya una baja cantidad o movilidad muy acusada de los espermatozoides, e incluso la ausencia total de ellos (Azoospermia)
  • Mujeres sin pareja masculina