Home/Fish en empermatozoides
Fish en empermatozoides 2017-02-02T13:06:06+00:00

Fish en Espermatozoides

Esta técnica se utiliza como una prueba diagnóstica del semen, la cual permite estudiar el material genético de los gametos masculinos, de manera que nos da a conocer si el varón posee o no una mayor fracción de espermatozoides con alteraciones cromosómicas, en concreto, la presencia o ausencia de ciertos cromosomas.

Cada célula (espermatozoide) debe contener una dotación cromosómica normal de 23 cromosomas, pero existe una cierta proporción de gametos masculinos con un número de cromosomas anómalo. Es aquí donde el FISH determina la cantidad de espermatozoides con una dotación cromosómica anómala, y de esta manera se valora si supera o no el límite de normalidad.

Se analizan a través de unas sondas fluorescentes que se unen específicamente a un determinado cromosoma. De forma habitual, los cromosomas más analizados son cinco: los cromosomas sexuales (X e Y) y los cromosomas 13, 18 y 21.

Esta técnica está indicada en los siguientes casos:

  • Alteración acusada del semen (movilidad, motilidad o morfología)

  • Fallos previos de implantación

  • Abortos de repetición

En caso de que salga un FISH alterado, con un mayor nivel de espermatozoides con una dotación cromosómica anómala, se recomienda realizar un ciclo de FIV/ICSI con Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), para seleccionar los embriones sanos previamente a la transferencia.