Home/Desarrollo Embrionario
Desarrollo Embrionario 2017-02-02T13:05:26+00:00

Desarrollo Embrionario

El éxito de un tratamiento de reproducción asistida es el nacimiento de un bebe sano, y para lograr dicho objetivo es prioritaria la formación, destreza y el potencial del embriólogo durante los días que el embrión vaya desarrollándose en el laboratorio. Una buena selección permite  aumentar la tasa de implantación, transferir un único embrión y por ello reducir la tasa de gestaciones múltiples.

En la actualidad los laboratorios de reproducción están más familiarizados con la realización de un cultivo embrionario hasta alcanzar la formación de blasto (D+5), de esta forma la evolución del embrión aporta información relevante a la hora de su selección para transferir o para vitrificar.

Actualmente, en nuestro laboratorio más del 60% de los embriones alcanzan la fase de blastocisto, incrementando de esta forma la tasa de implantación y por ello de gestación. Sin embargo, hay que ser conscientes que cada ciclo evoluciona de forma individual y por ello debemos tratarlo de forma personalizada ya que el desarrollo hasta blasto necesita de un número de embriones adecuado o de una calidad embrionaria correcta los primeros días de desarrollo.

Para poder evaluar el desarrollo del embrión se utilizan parámetros que se observan de forma diaria.

  • Embrión en día 1 de desarrollo

  • Categoría embrionaria a partir de la fecundación

  • Embrión en día 2/3 de desarrollo

  • Embrión en día 4 de desarrollo

  • Embrión en día 5 de desarrollo

Los ovocitos que han fecundado de forma correcta presentarán 2 corpúsculos  polares (el ovocito maduro presenta 1 corpúsculo antes de ser fecundado) el segundo se genera durante la fecundación, y 2 estructuras pronucleares que indican que, en la mayoría de los casos, ha adquirido una dotación cromosómica correcta tras la unión de óvulo y espermatozoide. Una correcta fecundación no asegura que el embrión sea genéticamente idóneo en casos de problemas en cariotipos, abortos, edad materna elevada… en todos estos casos es necesario un diagnóstico genético preimplantacional.

 Embrión D+1

El resto de formas observadas en la fecundación que no correspondan a la imagen aquí representada, serán anomalías y por lo tanto NO pueden considerarse aptos para continuar un desarrollo embrionario.

Los parámetros utilizados en estos estadios son, entre otros

  • Número de células y división
  • Morfología
  • Simetría
  • Número de núcleos por célula
  • Fragmentación

En D+2 el embrión denominado como A debe de presentar 4 células, del mismo tamaño, con un tanto por ciento de fragmentos menor al 10%. Valorando siempre la nucleación, presencia de vacuolas, aspecto del citoplasma, zona pelúcida…

 Embrión D+2

En D+3 el embrión denominado como A debe de presentar 7/8 células, del mismo tamaño, con un tanto por ciento de fragmentos menor al 10%. Valorando siempre la nucleación, presencia de vacuolas, aspecto del citoplasma, zona pelúcida…

 Embrión D+3

En D+4 el número de células que ha alcanzado el embrión debería ser difícil de contar ya que muestran un aspecto compactado, lo que se denomina mórula.

 Embrión D+4

En D+5, después de la compactación celular se empieza a formar una cavidad que se denomina blastocele, comenzando a diferenciarse la masa celular interna y el trofoectodermo, alcanzando la formación de blastocisto.

El Trofoectodermo es la estructura que formará la placenta. Se caracteriza por una monocapa de células muy unidas entre sí, que tapizan la cavidad del blasto. En función del número, forma y fusión de las células, el trofoectodermo aportara una calidad al blasto (A-D).

La Masa Celular interna es la estructura que formará el feto. Debe de tener forma ovalada  y sus células deben estar lo más compactadas posibles. El diámetro de la masa celular interna, para que el blasto sea de buena calidad, debería ser comparable a un embrión de 4 células.

Categoría embrionaria a partir de la fecundación

Los ovocitos que hayan logrado fecundar correctamente continuarán su crecimiento en el laboratorio hasta ser transferidos y/o criopreservados. No todos los ovocitos fecundados correctamente llegarán a ser embriones viables, tendrán que ir cumpliendo día a día un correcto desarrollo.

Comenzarán a dividirse hasta llegar a blastocisto, sin embargo en cada una de esas divisiones, el embriólogo lo catalogará con una categoría, en función de su potencial implantatorio y de unos parámetros utilizados.

Según ASEBIR (asociación para el estudio de la biologíaa de la reproducción)

Un embrión puede entrar en una de estas 4 categorias en función de su potencial de implantación

CATEGORIA A: Embrión de óptima calidad con máxima capacidad de implantación

CATEGORIA B: Embrión de buena calidad con elevada capacidad de implantación

CATEGORIA C: Embrión regular con probabilidad media  de implantación

CATEGORIA D: Embrión de mala calidad con probabilidad baja de implantación